Crisis del PSOE en la provincia de Cádiz

Un grupo de 26 ex alcaldes y ex alcaldesas que lo fueron en representación del PSOE de Cádiz han difundido una carta abierta a la militancia ante la apertura de los procesos para la renovación de los órganos de dirección en los diferentes ámbitos del partido. En dicha carta abierta –que se adjunta a esta nota-, los y las ex regidores muestran su “honda preocupación” por la “peligrosa senda” abierta en el seno de la organización. “La unidad de nuestro partido es nuestro principal activo a la hora de conectar con la ciudadanía, hacernos merecedores de su confianza, imponernos en los sucesivos procesos electorales y, finalmente, poder conformar gobiernos que puedan aplicar nuestras políticas socialistas”, dicen en su escrito, que destaca que los ejercicios de ruptura de esa unidad interna son penalizados “de manera extraordinaria” por la ciudadanía, “hasta el punto de que ninguna propuesta electoral, por magnífica que sea, puede recibir el respaldo mayoritario si la sociedad percibe que su gestión va a depender de un grupo dividido”.

Concretamente, esta postura de apoyo a la unidad en torno a Irene García ha sido firmada a través de una carta abierta a la militancia por: Manolo Garrido y María José Villagrán (Algar), Tomás Herrera y Juan Antonio Palacios (Algeciras), José María Gómez (Algodonales), Pepa Caro (Arcos de la Frontera), Paco Tamayo (Barbate), Pepe Reyes (Benaocaz), Antonio Ramírez y Juan José Barrera (El Bosque), Francisco Vaca (Castellar de la Frontera), Andrés Trujillo (Facinas), Antonio Mateos y María José Lara (Grazalema), Pascual Collado (Jimena de la Frontera), Francisco Menacho (Olvera), Alfonso Caravaca (Paterna de Rivera), Fernando Pérez (Prado del Rey), Fernando Tejedor (Rota), Manuel Vital (Sanlúcar de Barrameda), Miguel Manella y Antonio Ruiz Giménez (Tarifa), Noelia Ruiz y Juan José Cubiles (Torrealháquime), Antonio Cabral (Trebujena) y Juan Nieto (Zahara de la Sierra).

Los ex alcaldes y ex alcaldesas que suscriben confiesan no entender que “en este momento en el que nuestro partido cuenta con un número importante de gobiernos locales y con el propio Gobierno de la Diputación, precisamente a partir de la existencia de un proyecto político de ámbito provincial basado en la unidad interna, haya quienes hayan optado por romperla”.

Su amplia experiencia municipalista y “la propia lógica” les lleva a considerar que “esa decisión de hacer saltar por los aires la unidad del partido cuando de lo que se trata es de concurrir unidos en respaldo a nuestro secretario general en el próximo 40 Congreso Federal solo es un elemento distorsionador y, en suma, perjudicial para los intereses de nuestra formación”. En este sentido, aluden a un “evidente riesgo de fractura” en el seno del partido que puede conllevar “un debilitamiento de nuestro apoyo a nuestro secretario general”, Pedro Sánchez, y que además “amenaza con una situación similar en el próximo proceso en el seno del PSOE de Andalucía y en el consiguiente en el PSOE de Cádiz”.

La carta abierta a la militancia destaca que “de lo que se trata es precisamente de lo contrario”, para incidir en que el único objetivo debe ser ahora “fortalecer al partido ante los retos que debe asumir el Gobierno de la Nación, cuando habíamos abierto un cambio ilusionante a nivel regional y cuando la gestión al frente del PSOE de Cádiz ha arrojado magníficos resultados electorales y ha cosechado numerosos éxitos a nivel local, por no hablar de la importancia de haber recuperado la Diputación y de haberla puesto, como no se había hecho nunca hasta ahora, al servicio de los pueblos y ciudades de nuestra provincia”.

Siendo grave esta situación, los firmantes de la carta abierta alertan de un peligro adicional para los intereses del propio partido, ya que esa división que afecta a la confianza de la ciudadanía es también una grave amenaza “para los propios alcaldes y alcaldesas en ejercicio, que sin duda verán erosionado su apoyo interno como consecuencia de esta decisión irresponsable que solo puede achacarse a quienes han decidido romper esa unidad: es decir, quienes están intentando romper la paz y la gestión de un partido bajo la dirección de Irene García”.

Los ex alcaldes y alcaldesas destacan la “inconveniencia” y la “absoluta falta de motivación” de esa decisión. “No existe ni un solo argumento que la justifique desde el punto de vista político. Y no lo hace desde el plano orgánico ni desde el institucional, con unos ayuntamientos respaldados por la Dirección Provincial y asistidos como nunca lo han estado por parte de la Diputación”, dicen literalmente.

“Nuestra sorpresa es evidente –continúa la carta abierta a la militancia-, ya que la gestión de Irene García en ambos ámbitos viene caracterizándose en todo momento por una apuesta sincera por la integración de todas las sensibilidades del partido (ahí está la configuración de la Comisión Ejecutiva Provincial tras su última elección como Secretaria General); por un liderazgo indiscutible desde el plano político, institucional, social y electoral; por el incontestable apoyo a nuestros ayuntamientos; y por el hasta ahora desconocido papel de la Diputación, primero como interlocutor y después como principal soporte de nuestros municipios, justo en el peor momento de su historia”.

Hablando “desde la mayor de las modestias”, estos ex alcaldes y ex alcaldesas son categóricos a la hora de decir que no aceptan “lecciones de municipalismo”. “Hemos dedicado los mejores años de nuestras vidas a la gestión de nuestros ayuntamientos y somos plenamente conscientes de las dificultades que implica atender el día a día de los ciudadanos y ciudadanas de pueblos y ciudades. Y sabemos también que Irene García viene actuando con plena lealtad a nuestros alcaldes y alcaldesas, volcando los recursos económicos, técnicos y humanos de la Diputación a favor de los municipios. Si los ayuntamientos gaditanos no han estado solos ha sido, precisamente, por el Gobierno de la Diputación que preside Irene García”, dicen en su misiva.

Los ex regidores muestran por tanto su “rechazo” a “la decisión de plantear una candidatura supuestamente ‘alternativa’ o ‘crítica’ para concurrir al Congreso Federal”. “La falta de justificación, la inoportunidad política, los evidentes perjuicios que generará a nuestro partido y a los hombres y mujeres que gestionan nuestros ayuntamientos, el alejamiento que supone de nuestro electorado y tantas y tantas razones más nos llevan a rechazar la decisión de plantear una candidatura supuestamente ‘alternativa’ o ‘crítica’ para concurrir al Congreso Federal”, aseguran en su escrito, que considera que “esa decisión, como el anuncio por quien aspira a encabezarla de que la misma se reiterará en las citas autonómica y provincial, no hace sino poner en riesgo todo lo que hemos avanzado en los últimos años tanto como organización como en nuestra conexión con la sociedad. Y lo hace, además, sin que conozcamos los motivos de tal decisión; probablemente, porque esos motivos no existan o sean muy difíciles de explicar al conjunto de la militancia.

Por todo ello, esta lista de ex alcaldes y ex alcaldesas concluye abogando por que “aquellos compañeros y compañeras que han optado por romper nuestra necesaria unidad reconsideren esa decisión y, desde el respeto a las legítimas discrepancias, diriman estas en los foros internos de nuestro partido, sin afectar a nuestra solvencia como formación ni a nuestra proyección externa”. Finalmente, y como consecuencia de todo lo expuesto, concluyen instándoles a “trabajar codo con codo con Irene García, nuestra secretaria general, para continuar construyendo unidos un partido que ha sabido estar a la altura de las circunstancias en los momentos más difíciles y del que la sociedad gaditana tanto espera”.