El pleno aprobó el Presupuesto Municipal de 2018 con el voto en contra de PSOE y PA

LA LÍNEA. El pleno ordinario celebrado ayer por la Corporación municipal aprobó el Presupuesto Municipal de 2018, con el voto en contra del PSOE y PA. Las cuentas recogen una previsión de ingresos de 50.814.842 y 44.501,718 euros de gastos, lo que deriva en la existencia de un superávit de 6.313.124 euros.

El informe presupuestario mantiene la línea de austeridad de ejercicios anteriores y se ha elaborado siguiendo las directrices del Plan de Ajuste. En el mismo se recoge una subvención para hacer frente a la Ley de Dependencia, por importe de 2 millones de euros y otra, para el transporte urbano en autobús, cifrada en 247.500 euros.

En el capítulo de gastos, destacar el incremento de las dotaciones para el mantenimiento de vías públicas, parques y jardines, limpieza viaria y   servicios generales, además de la destinada a la primera fase del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

En cuanto a retribuciones complementarias del personal funcionario, se prevén incrementos en razón a lo dispuesto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado y de la aplicación de la nueva Relación de Puestos de Trabajo.

Desde las filas del PSOE, su portavoz Miguel Tornay calificó el informe de insensible y muy austero, criticando su continuidad respecto a años anteriores y la influencia sobre el mismo de los criterios dictados por parte del Gobierno con el Plan de Ajuste.

Por su parte, el alcalde insistió en la responsabilidad que ha presidido la confección de los presupuestos y recordó a los socialistas que el Plan de Ajuste se aprobó durante su etapa de gobierno en el Ayuntamiento. Insistió en el olvido de que es objeto el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción por parte del Gobierno y la Junta “pese a lo cual este equipo de gobierno está garantizando la viabilidad económica de la institución”.

Juan Franco recordó la gestión que ha permitido el pago de las nóminas, Hacienda y Seguridad Social, proveedores, la redacción del PGOU, el contrato para la mejora del alumbrado público, la incorporación de una nueva empresa de transportes, las mayores dotaciones económicas de la historia de la ciudad en inversiones en seguridad y para la Policía Local, la elaboración del Plan de Infraestructuras Hidráulicas, el proyecto de Punto Limpio, los planes de asfaltado, las obras de la calle Doctor Villar y adyacentes, la instalación de un nuevo ascensor en la Casa de la Cultura, la elaboración de una Auditoria Energética y las mejoras en el recinto ferial, entre otras.

El pleno aprobó también, con la abstención de socialistas y andalucistas, la desestimación del recurso contra la aprobación definitiva del estudio de detalle de la zona portuaria para dar cabida al puerto de megayates y cruceros. Además, por unanimidad de todos los grupos políticos se dio el visto bueno al proyecto de adhesión a la Policía Local al sistema de seguimiento de violencia de género del Ministerio del Interior, Viogen.

Se presentaron dos mociones, una de ellas relativa a la estabilidad del personal docente interino en Andalucía y a la Oferta de Empleo Público, presentada por el grupo andalucista, Circulo Podemos La Línea e Izquierda Unida, que fue aprobada, y una segunda, de La Línea 100×100, consensuada por todos los grupos, solicitando la adhesión del Ayuntamiento a la campaña de la Fundación de Secretariado Gitano declarando La Línea de la Concepción como “Una ciudad Cero”.

La sesión puso de manifiesto también la renuncia a su acta del concejal socialista, Yerai Sánchez Martín, por motivos personales.