El pleno de La Línea incluye una moción urgente para demandar a la Tesorería de la Seguridad Social una solución para el antiguo hospital

En el pleno, que se celebra a las 19.00 horas de esta tarde, una moción por razones de urgencia relativa al antiguo hospital, edificio en el que desde su cierre se han sucedido los asaltos, ocupaciones y destrozos que intensifican su deterioro. La iniciativa del equipo de gobierno de La Línea 100×100, incorpora modificaciones introducidas por el Grupo Municipal Socialista para su presentación conjunta por la corporación.
La moción propondrá cuatro puntos:
1. Instar a ambas administraciones, Junta de Andalucía y TGSS, para que, con la mayor celeridad posible, procedan a la devolución/recepción del edificio.
2. Instar a la TGSS a la actuación urgente sobre el inmueble, una vez recepcionado, ya sea mediante la rehabilitación o demolición del edificio garantizando en cualquier caso la inversión para su rehabilitación y conversión en usos compatibles al planeamiento vigente, generando empleo y riqueza en una barriada vulnerable y carente de servicios.
3. Requerir a la Junta de Andalucía para que, en tanto no se produzca la devolución del edificio de la antigua Residencia hospitalaria a la TGSS, tome las medidas oportunas para proceder a su desalojo completo, limpieza y vallado perimetral para evitar actos de vandalismo, ocupación, etc… mediante el establecimiento de un plan de seguridad y protección del edificio que garantice la imposibilidad de acceso al mismo.
4. Requerir a la Junta de Andalucía que depure las correspondientes responsabilidades en relación a la gestión y abandono de los restos orgánicos, material de laboratorio, restos humanos o datos de pacientes (muy protegidos por la LOPD), que han sacado a la luz los videos difundidos en redes sociales.
Las razones en las que se basa dicha petición aluden a la desprotección de la antigua residencia sanitaria desde que en 2018 se realizase el traslado al nuevo hospital comarcal: “No han sido pocas, en estos tres años, las veces que la policía ha tenido que acudir a desalojar el interior, los bomberos a apagar algún fuego que otro, o, como ha ocurrido días atrás, a auxiliar a un grupo de menores que habían accedido al interior y del que no podían salir porque alguien les bloqueó el acceso. Todo ello, sin entrar a valorar los videos que circulan en redes sociales, los restos de pruebas o estudios patológicos, o la desprotección de datos de pacientes, cuyos historiales parece que han quedado abandonados en el inmueble, y que deberá aclarar la propia Junta de Andalucía y la Justicia.”
De igual modo, recuerda las reiteradas ocasiones en las que desde el Ayuntamiento se ha reclamado una respuesta al destino final que la TGSS pretende dar al edificio “ya que el barrio, que tenía en la Residencia Sanitaria el motor económico, languidece a la espera de una propuesta, una vez descartada la que hizo el equipo de gobierno de ubicar allí la Ciudad de la justicia y la Seguridad, con juzgados, y comisarías de policía nacional y local.”
Señala, asimismo, la tardanza de la Junta de Andalucía para devolver el inmueble a la Seguridad Social, ya que, “según la información que nos facilitan desde la Gerencia del nuevo hospital comarcal linense, atendiendo a nuestra petición de 30/10/20, la documentación que reclamó la TGSS se encuentra en su poder desde julio pasado.”
Tras la aprobación por el pleno, el acuerdo se comunicará al Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; a la diputada nacional, Gemma Araujo; al Secretario de Estado de la Seguridad Social, Andrés Harto Martínez, como responsable de la titularidad, gestión y administración de los bienes y derechos que constituyen el patrimonio inmobiliario y de los valores mobiliarios de la Seguridad Social; a la Directora General de Patrimonio de la Junta de Andalucía,Myriam del Campo y al consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre .