Iniciada en La Línea de la Concepción la implantación del nuevo sistema de recogida de residuos sólidos

Ha comenzado en La Línea de la Concepción la implantación del nuevo sistema bilateral de recogida de residuos sólidos urbanos. El punto de contenedores dispuesto en las proximidades del antiguo Hotel “Rocamar” ha sido el lugar elegido para la puesta en marcha de este nuevo sistema, que supondrá una notable mejora, tanto en los planos de eficacia técnica, como en los económicos. En total, se sustituirá mil contenedores actuales por seiscientos cuarenta y siete de mayor capacidad, en un plazo de cuatro semanas.

​El Alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, junto al vicepresidente del área de Servicios de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, Juan Macías, y el concejal delegado de Limpieza, Manuel Abellán, han supervisado las tareas de sustitución de las primeras unidades.

​El alcalde, Juan Franco, agradeció el trabajo conjunto realizado por la empresa pública ARCGISA y el Ayuntamiento linense, manifestando su satisfacción “al continuar mejorando los servicios públicos de la ciudad”. El vicepresidente comarcal y teniente de alcalde subrayó el trabajo desarrollado durante estos dos últimos años entre las dos administraciones, comarcal y local, para lograr el cambio del parque de contenedores y el sistema de recogida de residuos en La Línea. 

​Macías señaló los principales aspectos vinculados a este sistema bilateral entre los cuales destacó la sustitución de 1000 contenedores de la fracción mezcla por otros 600 de mayor capacidad, fracción “resto”,indicando que la inversión en equipos supondrá la dotación de ocho nuevos vehículos, cinco camiones recolectores dotados de gancho y grúa robotizada y tres vehículos auxiliares, con un coste total de 3.305.109 €. El cambio no serásolo estético, también afectará a la productividad del servicio, que será mas efectivo y tendrá un coste menor. “Es un concepto diferente que empezamos en La Línea pero que debemos exportar al resto de municipios y continuar con el resto de fracciones”, declaró Macías.

​Por su parte Manuel Abellán, delegado de Limpieza, destacó que “nos encontramos en el inicio de un cambio sensible en el sistema de recogida de residuos en la ciudad”, señalando que continúa trabajando para que, en años venideros, sea factible la sustitución de los contenedores de las restantes fracciones. 

​El sistema bilateral conlleva una serie de ventajas como son la mayor limpieza de los contenedores, su mayor durabilidad y resistencia, como consecuencia del material empleado en su fabricación (acero galvanizado), características a las que se une su disposición, formando islas ecológicas más compactas que favorecen el aprovechamiento del suelo urbano e impiden la disposición de bolsas de residuos entre contenedores. 

​Otros aspectos propios del sistema son su naturaleza de sistema monooperador, automatizado, junto a la posibilidad de efectuar la recogida de residuos en ambos sentidos de la marcha y, por tanto, no viéndose limitada la organización de las cuatro rutas de recogida establecidas para la ciudad.

​A estas ventajas expuestas se unen otros aspectos como la existencia de una grúa robotizada, que provocará un menor daño a los contenedores en las distintas operaciones ejecutadas y la posibilidad que el sistema ofrece permitiendo recoger contenedores de distintos volúmenes, que, a su vez, podrán ser apilados y ocupar un espacio menor en la vía pública. Desde los planos técnicos, la implantación del sistema favorece el intercambio de cajas con un mismo chasis, maximizando las sinergias con otros servicios comarcales, debido a la versatilidad propia del sistema bilateral.