La delegación de salud impulsa la campaña que permite a las piscinas comunitarias formar parte de la iniciativa ‘Playas y piscinas sin humo’

La delegación de Salud del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción se suma a la iniciativa ‘Playas y piscinas sin humo’ que tiene como objetivo mantener estos enclaves libres de humo de tabaco para mejorar el medioambiente y la propia salud de los usuarios.
La campaña, impulsada por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, tiene un fin educativo y de sensibilización social orientado a la desnormalización del consumo de tabaco. Desde la delegación territorial de Salud y Familias se afirma que ‘es fundamental que la población en general y los niños andaluces en particular entiendan que lo normal es no fumar, y que limitar el consumo de tabaco en playas y piscinas las convierte en entornos educativos, preventivos y más saludables.’
En las playas y piscinas sin humo no estará permitido fumar. No habrá vigilancia ni sanción en caso de incumplimiento, tratándose de una elección personal y voluntaria escoger una piscina o playa sin humo como lugar de ocio y por tanto, de compromiso con la norma de no fumar.
La delegada municipal de Salud, Zuleica Molina, recuerda que La Línea se adhirió en 2019 a la campaña ‘Playas sin humo y sin colillas’, manteniendo un tramo de la playa de Santa Bárbara libre de tabaco. Molina, que aplaude la inclusión de las piscinas en esta iniciativa, invita a todas aquellas urbanizaciones que quieran incluir sus piscinas en esta propuesta a contactar con la delegación para solicitar la cartelería correspondiente. Pueden hacerlo a través del correo electrónico sanidad@lalinea.es o por teléfono en el número 663 729 908.
La adscripción de playas y piscinas sin humo implica formar parte de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH) y las darán a conocer a través del portal web de la Consejería de Salud y Familias, así como por los medios de comunicación el próximo 31 de mayo, Día Mundial Sin Tabaco.
El tabaco es la primera causa evitable de enfermedad, invalidez y muerte prematura que solo en Europa provoca más de 1,2 millones de fallecimientos, según la OMS. Además, fumar conlleva un riesgo 1,45 veces más alto de desarrollar síntomas graves de COVID-19. Por otro lado, es importante evitar que los residuos de tabaco permanezcan en el litoral porque una sola colilla puede contaminar 50 litros de agua y los cigarrillos tardan hasta 10 años en degradarse.